domingo, enero 20, 2008

Cambios que no cambian


"En la transmisión de los valores y en el aprendizaje de la diferencia entre el bien y el mal, el instructor no podrá nunca reemplazar al sacerdote o al pastor… porque siempre le faltará la radicalidad del sacrificio de su vida y el carisma de un compromiso basado en la esperanza"

El párrafo dice El País que lo dijo Nicolas Sarkozy, en Roma.

También dijo "Un hombre que cree es un hombre que espera. Y el interés de la República es que haya muchos hombres y mujeres que esperen. La desafección progresiva de las parroquias rurales, el desierto espiritual de las barriadas (...), la penuria de sacerdotes, no ha hecho más felices a los franceses"

Inevitablemente pensé en la señora Royal… mi musa. Ella no piensa así –aunque yo no sé ni bien ni mal cómo piensa… pero prefiero mantenerla en mi altar, por eso lo imagino- No piensa así y no hubiera dicho esas palabras. Los cimientos del laicismo no se hubieran leído u oído socavados por la señora Royal… Pienso y escribo… esperanzado, eso sí, pues nunca se sabe.

Ya puestos en el post, escribo:

Valores y diferencias entre el bien y el mal e –que no es poco- imposibilidad (no podrá nunca) de reemplazar los maestros (instructor) a los curas (sacerdotes y pastores) en la tarea o labor de transmisión de los valores esos y las diferencias aquellas. Y todo porque tienen los curas unas cosas llamadas radicalidad del sacrificio de su vida y carisma de un compromiso basado en la esperanza, que son… ¿Cómo decirte?... Como valor añadido… Como una ventaja competitiva que les hace a los curas (sacerdotes y pastores) idóneos para transmitir… ¿Esperanza?... ¿Paciencia?... ¿Resignación?... Para transmitir (que debe ser enseñar) a las personas en línea con el interés de la República (francesa)… que haya muchos hombres y mujeres que esperen

Fíjense ustedes. Hombres y mujeres que esperen. En lugar de mujeres y hombres que hagan… y que sean. Hombres y mujeres que esperen. ¿Qué?... Y, sobre todo… ¿De quién?... En ‘el desierto espiritual de las barriadas’… Desiertas como están las barriadas de economía y prosperidad.

Esperanza… Verde, supongo.





la foto es de Manny Hernandez

3 comentarios:

glora dijo...

¡Qué cantidad de chorradas!, ¿no?, ¿qué le pasa a este hombre?, ¡qué frivolidad!, ¿cómo se le ocurre hacer una generalización de este tipo?...
...¿es que acaso no tiene el poder de transmitir valores todo aquel o aquella que los tiene, sea instructor, madre, padre, maestro, cura o pastor de cabras...?

... ¿y no es mejor transmitir todo eso sin someter tu vida al sacrificio de no formar una familia... a al sacrificio de no hacer el amor o hacerlo a escondidas o con quien no lo desea...?

En fin... me alegro de que tu musa no esté con este tipo.

Un beso.

Mª Gemma dijo...

Si quiere de verdad buscar 'soluciones' en cuanto a hablar de tantas religiones y que estas puedan vivir juntas... "se esta haciendo un lio", que recuerde:
«La laicidad, piedra angular del pacto republicano, reposa sobre tres valores indisociables: libertad de conciencia, igualdad de derechos de todas las opciones espirituales y religiosas y neutralidad del poder político (...). La separación de esferas entre lo político y lo religioso permite a los ciudadanos identificarse con la República, con el fin de poder vivir juntos»

Y esto otro:
«La República no reconoce, no paga salarios ni subvenciona ningún culto».

Pero ¿hay esperanza....verde?
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola,

no hay verdades ni mentiras, hay opiniones, creencias...a soluciones unas veces acertadas y otras no. Las personas por mucha que sea su "aureola de saber" hacen propuestas y a veces no centradas en la realidad de los demás. Desde los Eliseos -supongo- es otra la realidad que uno percibe.

Saludos cordiales.