miércoles, junio 06, 2007

Día mundial contra el trabajo infantil. 12 de junio


El 12 de junio próximo se celebra, como cada año, el DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL.

La iniciativa se lleva a cabo auspiciada por la Organización Internacional del Trabajo.

En esta ocasión el día está dedicado al trabajo infantil en la agricultura, que según datos de la propia OIT es el sector productivo que concentra la mayor fuerza de trabajo infantil (70%, que representa a más de 132 millones de niñas y niños de entre 5 y 14 años).

En el folleto divulgativo -que entre otros se puede bajar desde el sitio del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil- se afirma que los más de 132 millones de niñas y niños trabajan en fincas y plantaciones, sembrando y cosechando cultivos; pulverizando pesticidas y cuidando el ganado. Como suele ser común, las niñas se hallan en doble desventaja porque, además, suelen efectuar tareas domésticas antes o después de trabajar en y por el campo.

La agricultura es uno de los tres sectores laborales más peligrosos, junto con la minería y la construcción, siendo así que los niños que trabajan en la agricultura corren con frecuencia riesgos y peligros que incluyen, por ejemplo, la mezcla, manipulación y pulverización de tóxicos pesticidas; la utilización de herramientas cortantes; la exposición a temperaturas extremas y la manipulación de máquinas pesadas y vehículos agrícolas.

Por otra parte, las largas horas de trabajo impiden que los niños puedan adquirir otros conocimientos y calificaciones que se consideran básicas, por medio de la educación y la formación profesional, algo que sin duda es clave para que las sociedades y las personas consigan separarse de la pobreza material e intelectual.

Así son las cosas.

La pobreza no es aliada del desarrollo, antes bien es lastre para él. Por eso, ante situaciones así, se hace inevitable pensar en lo crítico que resulta que tantos gobiernos dediquen tantos recursos al negocio de la guerra –que es el de las armas- en lugar de destinarlos a políticas de rentas que facilitan la vida a las familias de los millones de niños y niñas que trabajan en el mundo. Para que puedan hacer aquello que sabemos corresponde a su edad y condición: jugar y estudiar… aprendiendo también en el campo, claro, pero no dejando su infancia en él en forma de esfuerzo productivo.

No lo olvides… 12 de junio, Día Mundial contra el trabajo Infantil.

1 comentario:

lanobil, dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero los gobiernos son reflejos de esta sociedad egoista y ambiciosa, nada cambiará si nosotros no hacemos nada. Un saludo y espero que puedas visitarme.