viernes, octubre 26, 2007

Premios y desesperación


Representantes del Museo de la Memoria del Holocausto de Jerusalén (Premio de la Concordia) reciben los aplausos del público tras el minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del genocidio nazi- EFE. (El País)



Es bueno y necesario recordar a las víctimas... A tantas víctimas de tantos sitios... De tantos grupos humanos... De tantos genocidios... De tanta desesperación como la que vive hoy el pueblo de Palestina en Gaza, sometido al dictamen de Israel cuyo objetivo último es que no sean pueblo, casi que no sean... nada.

Sé que es posible alegar que el premio entregado -hay quien escribe otorgado- al museo del Holocausto -lo escriben con mayúscula porque pretenden sea paradigma de una desgraciada y pretérita constante de la humanidad... machacar a los iguales asesinando masivamente-


Escribo que sé que es posible alegar, desvinculando el homenaje a las victimas de religión judía durante el Nazismo de las victimas en Palestina durante -la actual- ocupación del Estado de Israel (hubo otras víctimas que nunca fueron judías de religión y por algún motivo, quizá el número, parece como si se empeñaran en olvidar... no mencionándolas nunca).

Sé que es posible alegar... muchas cosas. Pero a mi me resulta especialmente destacable que hoy mismo (en el diario El País) en la misma página en que se reproduce una entrevista con el señor que es director del museo homenajeado con el premio que nos tiene; se titule otro artículo: El bloqueo israelí lleva al colapso.


El bloqueo es, sobre Gaza. El colapso es del millón y medio de personas palestinas que sufren el proceder del Estado de Israel (invito a leer el artículo porque sencillamente es escalofriante por ser deshumanizada la acción y las maneras)


Nada tendrá que ver una cosa -el premio- con la otra... el aplastamiento de un pueblo. Pero guardar un minuto de silencio por algo ocurrido hace sesenta y pocos años y no actuar para acabar con el genocidio que en estos mismos instantes se practica en Gaza... Me parece... un insulto a las víctimas... de cualquier tiempo.

Tengan un minuto de silencio respetuoso las víctimas del Nazismo... ¿Qué deben tener quienes ahora son víctimas?... ¿Ayuda quizá? ¿O sencillamente justicia?


... felicidades a los premiados. Justicia y equidad para las victimas palestinas de Gaza a las que el Estado de Israel está dispuesto "...hacer que adelgacen" (reitero la invitación a leer el artículo de El País... porque escalofría saber hasta que extremos se llega programando y definiendo estrategias... tan inútiles como asesinas)



PD. El señor que es director del museo de Jerusalén al que le han dado el premio Príncipe de Asturias, afirma en la entrevista reseñada antes, que "es legítimo castigar..." a quienes niegan el genocidio Nazi. Y estoy de acuerdo, porque de religión judía o no; gitanos; gente de izquierda... mucha gente fue asesinada de forma sistemática y premeditada, y eso tienen derecho a conocerlo tantas generaciones futuras como existan... Para saber que la barbarie humana y el desprecio a la vida de semejantes es cosa fea. Pero... También es legítimo castigar a quienes con cosa tan seria 'juegan' aprovechando para fines injustos y contrarios al Derecho Internacional, la Memoria
de unas víctimas.



3 comentarios:

Mª Gemma dijo...

Totalmente de acuerdo con tu exposición.
Es indignante y me ofende que premien a quienes hoy en dia estan haciendo otro holocausto.
Y puestos a recordar a las victimas, estas las hay todos los días, no es necesario hablar en pasado, las recordamos en el presente y las que vendran en un futuro.
Y encima que lo hagan aqui, alguien que dice que nos representa, ja, y con nuestro dinero.
Recomiendo que le retire el premio y que se de una vuelta por Gaza.

Corpi dijo...

Ahora mismo, si no ha acabado ya, en Roma se están beatificanco 498 mártires de la guerra civil española, todos del bando traidor que se levantó contra el orden constitucional legítimamente establecido, obviando a tantos mártires del otro bando, que, como rojos que eran, se pudran en el ifierno. Propongo hacer una cofradía con la Santísima Virgen de las Hordas Rojas para ver si al menos se puede conseguir un sitio en el purgatorio.

benito_reyes_vega dijo...

Yo Gemma, no sé si vale para algo el premio -no obstante lo que cueste- y retirarlo o no... Ellos y ellas verán. Pero sí... También les recomendaría que se diesen una vuelta por Gaza... y de paso llevaran medicamentos y alimentos... y compasión. De la que están más necesitados los vivos, que los muertos.

Corpi... Qué te voy a escribir... Propagandistas que no recuerdan, por ejemplo, que ayer, 27 de octubre, se cumplen años -454- de la muerte de Miguel Servet en la hoguera de la Inquisición, en Ginebra. Su delito... negar la trinidad y proponer el bautismo... en edad adulta.

Una 'curiosidad' del caso Servet es que los católicos lo quemaron en efigie -el 17 de junio en Vienne (Lyon)- y los protestantes... en Ginebra

El libre pensamiento... la libertad para especular y formular... ahí les duele a todas las religiones dogmáticas, basadas en revelaciones imposibles. Ahí les duele... y por ahí muestran lo peor