domingo, julio 15, 2007

Aparatos y mujeres ocupadas. Fáciles y elegantes.


El título es un juego con el del artículo que se puede leer en El País. “Aparatos elegantes y fáciles que atraen a la mujer ocupada

Para empezar transcribo un párrafo que, a mi modo de ver, no tiene desperdicio.

"Las mujeres estamos más ocupadas que los hombres", opina. "Y no nos gusta suficientemente la tecnología como para sentarnos y pasar dos horas con un manual como si fuese un rompecabezas. A los hombres eso les resulta muy gratificante. Yo prefiero leer un libro". Duarte representa a un número creciente de mujeres que están acercándose a la electrónica de consumo en la misma medida en que las tecnologías les tienden la mano a ellas. Tras esta revolución pacífica se encuentran ingenieros y diseñadores que aportan una sensibilidad más femenina a productos históricamente modelados por los gustos, las necesidades y los hábitos masculinos.

El resto del artículo periodístico o de publicidad encubierta o divulgativa… o de innovadora técnica de marketing. Está escrito entorno a dos ejes: afirmar que la facilidad de uso de la tecnología define el acto de compra de las mujeres, y fomentar el consumo porque los “aparatos” son cada vez más fáciles de usar y las empresas… saben lo que la mujer necesidad.

-el artículo me dejo un poco perplejo, la verdad-

Esa “revolución pacífica”. Ese aporte de sensibilidad de género. Esa mención a la historia de la tecnología… modelada por los gustos, las necesidades y los hábitos masculinos…

Lo siento, no puedo resistirlo. La manipulación por simplismo y sensiblería… no me gusta.

¿Pero quién dice que a los hombres nos resulta gratificante pasarnos horas con un manual?... alguien que o bien es simple… o se lo hace. No cabe duda.

A mí, que soy hombre, seguramente medio. El verdadero placer me viene dado ante el consumo y uso de la tecnología de forma intuitiva. Por aproximación. Investigando. Usando el “equipo”… experimentando, y usando el manual cuando no queda ya otro remedio.

Hábitos masculinos dice. A qué se referirá. ¿A los temas de las fotos, por ejemplo? ¿A los números de teléfono que guardamos?... ¿qué querrá decir?

Seguramente no querrá decir nada... por eso dice lo que dice. Porque en definitiva lo que hacen es encubrir promoción y divulgar consumo con apariencias de primicia. Faltando un poco al respeto, de paso y en mi opinión, a las mujeres con tanta “facilidad de uso” y esas cosas… Y a los hombres, por la irónica referencia a las preferencias de lectura.

La usabilidad de los equipos importa a todos los humanos -genero más género menos- y la ergonomía también –las mujeres llevan las uñas largas… y los hombres solemos tener los dedos más gruesos- Así es que… ¿no podrían mostrar un poquito más de inteligencia y de respeto por la ajena a la hora de escribir sobre consumo; tecnología; usabilidad; asuntos de género e igualdad en los asuntos…?

… ¿les cuesta tanto o es que no saben pensar bien?... en fin. No quiero pensar que sea que piensen que lo mediocre llama a lo mediocre. ¿O sí?

Liberaciones que no son más que nuevas cadenas para satisfacción de los altares de la nueva religión redentora… por el consumo.



... ah!, por cierto... el artículo, aquí




la foto es de cligk2006

3 comentarios:

reena dijo...

A mi me parece estúpido. Es como decir directamente que las mujeres somos idiotas.

Yo no necesito manuales para aprender a usar cualquier aparato nuevo. Y seguro que no soy la única!

benito_reyes_vega dijo...

Sí reena. Eso mismo me llevó a escribir el post. El tener la sensación de que tanta "simpleza" no era sana, y por supuesto la certeza de que la "habilidad" con la tecnología no es cosa de género... sino de "cultura" en el sentido de familiaridad y de ruptura con estereotipos. Y por supuesto de adquisición de habilidades. Por tanto de decisión personal.

Thalatta dijo...

No eres la única reena... ay no se si enfadarme o carcajearme, mejor esto último :)
¡Qué cúmulo de tonterías!. En fin... gracias por las reflexiones. Saludos.