jueves, agosto 16, 2007

Un Estado laico


El señor de la izquierda (en la foto) es don Paulino Rivero, Presidente del Gobierno de Canarias. El señor de la derecha (en la foto) es -disculpen mi pereza informadora que me llevan a no buscar su nombre para aportárselo a ustedes- un cura, obispo él, de Tenerife.

La foto aparece hoy en Canarias ahora.com, porque ayer se celebró la festividad Católica de la Virgen. En este caso de Candelaria (al fondo de la foto)


No sé qué miraran tan contentos estos señores. Tampoco me importa mucho. Pero, pregunto ¿qué hace don Paulino Rivero tan, casi, de la mano con este señor cura un día de celebración de él -el cura que es obispo- y de quienes le siguen -en religión-?

¿No habíamos quedado, desde la Constitución de 1978, en que ninguna confesión tendrá carácter estatal?

(Ver Constitución española, artículo 16)

¿Acaso acude don Paulino Rivero también a actos públicos o privados de manifestaciones de fe de otras religiones y con los representantes, ellos, de las religiones, que sean, se retrata igual que aquí lo hace con el señor cura este?

... ¿Cuándo un Estado... de verdad laico?

4 comentarios:

reena dijo...

Para que el Estado sea laico de verdad debería reformarse el calendario de días festivos...Por qué es fiesta el Día de la Asunción y no Deewali, por ejemplo?

Miriam_Trustno1 dijo...

Más vale que tanto poner en la Constitución Española que es un Estado aconfesional no se mintiera por debajo manga y dijeran claramente que el Estado quiere seguir contribuyendo con la Iglesia Católica. Soy atea pero creo que es discriminatorio el trato que se le da a esa religión respecto a las demás.

Saludos,

Mª Gemma dijo...

Te he conocido a traves de Ysabel, me gusta lo que escribes y como escribes, si me das tu permiso te enlazo en mi blog: Mª Gemma opina.
¿cuando una escuela...de verdad laica?
un saludo

Anónimo dijo...

Te he conocido a traves de Ysabel, si me das permiso te enlazo en mi blog.
�Cu�ndo una Escuela...de verdad laica?
M� Gemma opina. http://tocinoja.blogspot.com
Un saludo